imagen 1La reputación corporativa es una de las claves de competitividad en la actual dinámica de mercados. Las empresas con una sana reputación son percibidas por sus colaboradores como un buen lugar para trabajar, por los inversionistas como una apuesta responsable y sostenible y para los consumidores  se traduce en un mayor interés, admiración y atracción por la marca.

La visión que cada comunidad de interés tiene de su compañía nace de un mismo punto de partida: cómo conecta su marca con las creencias de sus interlocutores, qué narrativa utiliza como guía de sus conversaciones y cuál es su nivel de relevancia e influencia en el entorno.

Una visión estratégica que se convierte en un modelo de reputación para fidelizar clientes y ventas, atraer talento e inversión y tener, entre otros, licencia para operar y respaldo financiero.

Y así mientras muchas compañías tienen como objetivo relevante construir una buena reputación como elemento clave para su crecimiento, los recientes debates públicos que han hecho visibles que los sindicatos en muchos casos no han sido una comunidad de interés priorizada.

Y ese día en que el pliego se hace público o, los voceros de alguna de las partes comparten de forma masiva su planteamiento, se ha convertido en la llamada de alerta al comité de crisis, perdiendo la gran oportunidad de contar con el mejor escudo protector: la prevención.

5 claves, una visión preventiva

  1. Construya una sólida narrativa como vehículo para transmitir el porqué de su negocio, su visión y legado. Ojo que no se trata solo de crecimiento y rentabilidad, es un proyecto conjunto empresa + personas.
  2. Dimensione lo que sus comunidades de interés esperan de usted, empezando por la casa. ¿Qué expectativa tienen su colaboradores, estén o no sindicalizados, sobre su propuesta de valor? La gran mayoría de los conflictos sindicales llegan a la esfera de lo público por el simple hecho de que de manera periódica y preventiva nunca tuvieron espacios de interlocución.
  3. Asegure disminuir el gap entre percepción y realidad. Su poder de conexión dependerá de alinear su oferta con la expectativa del otro. Es un hecho que en ocasiones las pretensiones de las partes resultan lejanas a la realidad, pero también lo es, que el desarrollo de empatía y escucha activa es una habilidad que no han logrado desarrollar todos los líderes empresariales.
  4. Mantenga los jugadores en la cancha de juego, llevando siempre a mantener la conversación en el escenario en el que nace. Llevar a la tribuna mediática discusiones sensibles no solo impacta la reputación de la marca sino que afecta en mayor medida la de los líderes de la confrontación.
  5. Cumpla lo que promete y asegure no dejar nunca conversaciones pendientes. Las compañías deben hablar con sus colaboradores y sindicatos de manera constante, de forma proactiva y abierta, de lo contrario crecerá cada vez más el gap de creencias entre unos y otros.

La reputación es un elemento protector, la visión positiva un verdadero diferenciador

Las huelgas generan impactos irreparables y lesionan la reputación corporativa tanto al nivel de la marca, como de sus ejecutivos y líderes sindicales. Un ejemplo reciente es el caso de Avianca en Colombia. La huelga ha generado colapso en la movilidad aérea. Tan solo en los primeros 50 días, se cancelaron más de 10 mil vuelos.

Avianca, se jugó la carta de contar a los medios de comunicación sobre las peticiones de los pilotos, elevar el sentido de pertenencia de colaboradores y viajeros por su marca, y mover el conflicto al territorio legal internacional, confrontando al sindicato.

ACDAC, por su parte, tomo como camino comparar su situación y beneficios con compañías de otras latitudes, parar la operación y construir su narrativa alrededor de la falta de voluntad de la compañía para solucionar el conflicto.

Un escenario de tensión que claramente debía tenerse mapeado con mucha antelación, y ante el cual la sirena de ¡ALERTA! debió activarse mucho antes de lesionar los indicadores de imagen, integridad y credibilidad tanto de la compañía como del sindicato.

Mariajosé Quiceno

Directora Senior Crisis y Riesgos

Colombia