La nueva y sangrante muestra de la viralidad de las informaciones falsas o no contrastadas ha sido el asunto de la supuesta prohibición de los Kebab a nivel europeo. Una información difundida por agencia, dada por un gran número de medios y que fue preciso que, tanto el Parlamento Europeo como la Comisión Europea, lo desmintieran en Twitter, llegando a mencionar directamente a algunos de los medios que daban la errónea información.

La nueva y sangrante muestra de la viralidad de las informaciones falsas o no contrastadas ha sido el asunto de la supuesta prohibición de los Kebab a nivel europeo. Una información difundida por agencia, dada por un gran número de medios y que fue preciso que, tanto el Parlamento Europeo como la Comisión Europea, lo desmintieran en Twitter, llegando a mencionar directamente a algunos de los medios que daban la errónea información.

La nueva y sangrante muestra de la viralidad de las informaciones falsas o no contrastadas ha sido el asunto de la supuesta prohibición de los Kebab a nivel europeo. Una información difundida por agencia, dada por un gran número de medios y que fue preciso que, tanto el Parlamento Europeo como la Comisión Europea, lo desmintieran en Twitter, llegando a mencionar directamente a algunos de los medios que daban la errónea información.

En un entorno digital de ruptura del modelo de negocio y descapitalización de las redacciones, los medios de comunicación deben esforzarse en poner en valor los principios que diferencian el periodismo de cualquier otro contenido divulgado: la verificación, el contrastar hechos, datos, y diferenciarlos de lo que es opinión.  La difusión de las noticias falsas también afecta a las compañías, que deben prepararse para afrontar de manera ágil y en tiempo real los riesgos de este nuevo escenario comunicativo de infoxicación de contenidos sin contrastar, rumores y bulos que pueden dañar su reputación. La hiperconectividad de la sociedad actual unida a medios de comunicación cada vez más débiles, se han convertido en elementos que nos hacen cada día más y más hipervulnerables.

@LuisSerranoR

Director del Área de Crisis

Madrid

@NataliaSara2

Gerente del Área de Crisis

Madrid